miércoles, 11 de noviembre de 2009


pálpitos de una puta
sugieren desdén
afilados bigotes pinchan sus senos
exfoliando capas de pieles muertas
sus vellos públicos
donde
se engendra la jauría de liendres y garrapatas
con la que se aferra
simulando autómatamente informaciones orgánicas
que serán
sepultadas en este inerte cuerpo
que presume
convulsiones abruptas, atestiguando placeres
pero ella esta -----------------lejos
inacabadamente en disociación
ahora es parte del hueco seco
como una hija de paria
como una venérea afiliada
consagrandoce al ornamento de la niebla
que traga del forado de su pecho
del hurto, del tacto, del acto.
pero
no
está
ahi.
despatriaré mi vientre
rojo
comulgaré
tu negra cofradía
acordes serán mis vías
por ósmosis tus miembros
trasguediéndote
traspasándote
violentándote con indiferencia.
sí,
tu pedículus capitis
(piojo de mi cabeza)
en este
nuestro impersonal contacto
donde

lejos

tu cuero cabelludo erradica mis liendres
en ropa de cama
mirarte
en esta, mi conjuntivitis
causa infecciosa
mirarte
aquí
en patógenos bacteriales
donde
tu cura
exudado purulento
auto limíta mi anti viral
en zonas húmedas.
diceminaré...
ayy, amor
desperdigar tu culto diseco
en pieles, ojos, pelos
contacto...
stafilacocus...aureos
diseminaré microorganismos
sobre
esta
tu rica piel
infectada por lastres
en bucólica actitud.
el riesgo,
tal vez cutáneo
mi amor
tópico u oral
reclama tu diseminación
en este
tu shock tóxico
mi amor.

combato arcadas de nauseas pétreas,
cerrando silencios
tiempos insulsos
de ilúsa
de niña...
en naufragio.

Bucólica polución

magullados cuerpos, bucólica polución
tu miembro hinchado, que resbala depresiones sobre mi piel,
exhalando el tiempo.
boca falsa

te amo.

intermitente vulva
impernitente corazón, que lacustre
miras mis ojos, buscando perdón
renunciar, dejarme, despojarme
despojarme de esta mierda...

era, ¿quién era?, me desintegré,
me perdí en este vacío durante años.
no me veo.
el reflejo al espejo me dice
que soy una mujer
que no responde a su nombre.

la realidad me absorvió,
ahora, absorta de ella...absorta
grito callando el silencio de la noche,
a tientas en la oscuridad, te busco,
mis manos húmedas tantean tu cuerpo inerte,
aquí, también sin vida,
tu aliento se llevó mi voz
y me destinó a este silencio
...shuuuuuuu...
me arrulla la muerte, cálida esperanza del olvido.
cara fría, pálida, impávida
en ella
la sangre aun recorre
como si estuviera entre mis venas...


fría.

duele.

un grito desgarra mi garganta:
el impacto, el tacto, el acto
perdonarme tu olvido.
co- ser
M
E
hilvanar materia
mi materia
acaso unificar
M
E
perdonarme tu ausencia

dentro de mi espacio
no soy ciega
es pequeño, dicen.
es pequeño y contrae mis músculos agarrotados.
yo seré en todos tus ausentes
el espacio que nos haga sentir lejos.
¿quién tiene verguenza de vivir, de existir?
yo la tuve.
y de ser especio cuando estamos aquí.

olvidó que hacía tanto calor, tanto destino
la perra se lo tiró y no pudo soportar
ella tiene cuatro patas y un radar
el hombre lagrimió al saber de su infidelidad
y bajo mis piernas hizo un remolque tripartito.
hombre loco,
el tejido de mi vientre, sonó como un gemido.
fuí una niña fugitiva al calor de una emoción.
tu esperma fue urgente, traidor.
abiertas dejo las orillas a tu llegada.
gritar ahora es inútil.
cuéntame en que pensaste esa noche
cúal es tu razón de vivir
sobre la tumba del agresor.
empuño la espada
los sueños de profeta
empuño tus fantasías.
la vida hizo esto
parió una era de seres muertos
una legión de suicidas.
quiero testarudamente ahogarme
entre mis piojos

yo escuché esta noche un final tortuoso
en el que la luna prolongaba mi angustia
y mi compromiso.

ni el tiempo, ni la ausencia borrará la promesa
de un enfadado y ridículo amor

desenfocada de furia
pido a la locura, no me abandone
invoco a la prudencia para comunicarme
en este mi fin
angustiosa e irrealmente capaz de revolcar
mi unidad
tal vez una mirada ajena de quien no ama una utopía

yo tengo la mía adelante
tengo fé en mi desesperanza
si esto no se concibe en la urbanidad de tu corazón
moriré como un día de otro ser humano


no me veo
soy lo que el espejo dejó

me miro en el espejo
me aterro
mis ojos son niebla gris
no me distingo
sólo veo una niebla terrena
y sangre
tal vez de esta niebla daré de lactar
con esta sangre haré una transfusión
a mi imagen en el espejo.
veo la derrota
la toco
ni la niebla o la sangre pueden decirme nada
la sangre me acoge
me baña
me diluye
arrastro el espejo empañado
soy lo que el espejo dejó
como el pálpito de tu corazón
es la resonancia de tu nombre en mi boca
ella tiene cuatro
yo dos.
las dos tenemos necesidades básicas
orgánicas
para su excellence
ella es de claustro
y a mi me toca la perra
las dos mudamos de pelo - cabello
fuimos operadas de los ovarios
y llevamos el mismo apellido
la de claustro fue parida en la calle
y yo en la cama
yo me crié en la calle
ella dentro de su canasta
mi hombre fue un títere
el de ella, solo otro inanimado
esta es la historia de la de cuatro y la de dos

vientre seco...
un hueco: lastres
entre esta maraña de inútiles órganos
entre esta mañana que también es estéril
vacía,
infértil
me consume el vértigo del cuerpo
las lágrimas que consuelen dulzura
aquí, solo dentro de éste,
este hueco seco
el cerebro azul
semejante a la granadilla
cuelga de una urna de acero
soldado con autógena
se mantendrá firme hasta entrado el otoño
materia viva,
que se espera efímera
contra el hilo de tu materia
a tientas y que regresa a tu cuna
reinvento historias
relleno vidas
ásperas, huecas, infértiles.
reinvento emociones
entre ecos de huesos nocturnos
míos, propios, ajenos.

zanjo brechas insulsas
fétidas
ornamento la niebla, sacramentada situación

suplemento del alma, souvenir triste insaciable de historias
Imperio de silencio
las horas tendidas
son
brazadas de un naufrago
en turba silenciosa
dime cúal es tu planeta
en que galaxia te parieron
habría que quemarla para que no muera
aunque
muerta
me arda
y quiera tragar de cada uno de tus planetas


silenciosamente

Contra el hilo de tu materia

océano
espacio.
gigantesco mar:

la locura me ametralla
y tengo preguntas bajo
respuestas inconclusas

huella sin pies
camino eterno
dónde conduces tú mis pasos?

preguntas, no respuestas
eterno océano
eterno desierto de mis aguas
desesperanza de océano
esperanza de desierto
llévame por este incierto camino

A nuestras almas en orfandad...